Estimados Socios, 

Las agresiones a nuestros derechos por parte de la administración se recrudecen una vez más. Hace un mes teníamos una situación muy grave, con serios abusos contra ciudadanos, cuyo único delito es gustarles las armas. Se producían inmovilizaciones a toda vista ilegales de fusiles como los VZ58 o escopetas como la Saiga, en ambos casos perfectamente guiadas por las IA y homologadas por el BOPE. Ahora desde el ICAE, han decidido dar una vuelta de tuerca más e impedir que los ciudadanos españoles podamos guiar legalmente armas en AE.


El motivo no tiene desperdicio: Se están guiando muchas.

Increíble, así tal y como suena. No se trata de problemas de seguridad pública, no se trata de problemas normativos, se trata simplemente de parar el comercio legal de armas legales para ciudadanos legitimados legalmente a poseerlas. Es decir, desde el ICAE se ataca la legalidad vigente sin pudor alguno, porque simplemente consideran que se están guiando muchas.

Esto nos lleva a una sola conclusión. ¿Está atacando el ICAE el estado de derecho simplemente por que no quieren trabajar?

Cualquier otro ente regulador, incluso en la peor de las dictaduras, tendría vergüenza de declarar algo así. Ante semejante ridículo, recientemente añadieron razones de seguridad pública, pero cuando se les preguntó en que datos se basaban para decir esto su respuesta fue clara: NINGUNO.

Lo cierto es que hoy por hoy, estadísticamente hay cero incidentes y cero actos criminales con armas amparadas por la autorización AE. No son capaces ni de inventarse buenas excusas, ni si quiera malas.

¿Cuál es el riesgo para la seguridad de las AE?

Absolutamente ninguno, a no ser que pretendan llamarnos a los legítimos usuarios de las armas criminales en potencia a la cara. Algo que consideramos grave, porque nosotros somos los que trabajamos, pagamos los impuestos de los que ellos viven, y tenemos claro que lo último que somos es criminales en potencia. Si eso es lo que piensan de nosotros y se criminaliza a los ciudadanos por sus aficiones o ideologías, algo muy grave y muy serio está fallando en este Estado.

En España los criminales no se levantan a las 6 de la mañana, dejan a sus hijos en el colegio y vuelven a su casa hasta las 7 de la tarde. Los criminales no trabajan 8 horas diarias para que el Estado se quede con los beneficios de 3 de esas horas. Los criminales no boicotean a sus empresas, empleados, ni a sus clientes por que les hagan trabajar mucho.

En España los criminales son precisamente los que se saltan la ley, los que prevarican, venden favores, no hacen nada y parasitan del dinero público. Desde luego hay que ser muy retorcido, para considerar como criminales a aquellos que les alimentan a base de trabajo duro, sacrificios e impuestos.

Pero esto no es solo una falta de respeto y de valores morales y democráticos. No dudan en dejar fuera de juego a los ciudadanos, con cambios normativos para criminalizarles, aplicar de forma retroactiva las leyes o incluso bloquear sin motivo la importación armas, causando un daño económico importante a varias empresas e importadores. Esto lo consideramos gravísimo, sobre todo en una situación de crisis donde la administración debería velar por el fomento del crecimiento económico, no por la destrucción sistemática de empresas y puestos de trabajo mediante técnicas de terrorismo administrativo, amparadas en una normativa opaca y a toda vista ilegal.

Para ejercer estos actos de agresión y abuso contra los ciudadanos, la ICAE se basa en unas circulares internas llamadas CIPAES, circulares que están fuera de cualquier control y que se utilizan desde oscuros cajones para manipular a su antojo la actual normativa, cuando no les es de su agrado. Las CIPAE son herramientas de coacción y abuso.

En ANARMA no solo seguimos de cerca las amenazas contra las libertades internas, si no además las externas. Desde Bruselas la Comisaria de Interior Cecilia Malmström ha iniciado un movimiento contra las armas legales. Su justificación, que incrementan el crimen violento. Curiosamente la Comisaria de Interior no aporta dato ni estadística alguno. Solo se hace eco propagandístico de las últimas masacres en Europa, resaltando aquellas cometidas por personas enajenadas mentalmente con armas registradas.

Este hecho no puede ser más burdo ni malintencionado, un leve vistazo a la estadística demuestra que las armas introducidas ilegalmente en la UE causan casi el 90% de las muertes en crímenes violentos con armas de fuego. Las masacres son actos muy extraordinariamente excepcionales, provocados por enajenación mental, no acción criminal, y por lo tanto intentar controlar el crimen controlando las armas legales no serviría para nada, mientras no se controle el tráfico externo ilegal.

Y allí está el problema. La Comisión Interior de la UE ha fracasado notablemente en sus políticas de seguridad, y la Sra. Malmström busca con este movimiento limpiar su gestión de cara a las siguientes Elecciones Europeas en 2014. Esto no es más que un movimiento propagandístico a costa de los ciudadanos europeos, que aparte de causar un daño a su patrimonio, va a dejarles más desarmados frente a los criminales y traficantes, esos a los que la UE fracasa continuamente en controlar.

Bajo ningún concepto vamos a permitir que está señora cambie las leyes en Europa, basándose en solo un 0,5% de los casos de muertes cometidos por armas de fuego. En todo caso, tiene nuestro total apoyo para reforzar la política sanitaria, e impedir eficazmente que personas con trastornos mentales severos puedan hacerse con armas de fuego, o queden sin supervisión efectiva de las autoridades. Nosotros no solo estamos de acuerdo en que no puedan acceder a armas, si no que además no puedan acceder a vehículos de motor, con los que puedan causar daños más graves. Nosotros estamos dispuestos a atajar el origen del problema, dejando las armas fuera de la ecuación, puesto que una persona con desorden severo y con la intención de hacer daño, lo hará con lo que tenga a su alcance, ya sean armas de fuego o camiones cargados con hormigón.


Un saludo a todos los miembros de ANARMA, sobre todo a aquellos que ahora mismo padecéis el acoso de la administración. Entre todos haremos que esos atropellos dejen de producirse y podamos ejercer nuestra afición con libertad.


Javier Arnaiz Larson
Presidente de ANARMA